28/11/13

El Bullyng

Todo empieza en las familias:

Los protagonistas del bullying, tanto agresores como agredidos, comienzan a gestarse en sus propios hogares en los que, por lo general, son víctimas o espectadores de maltratos, ejemplo que después replicarán en la escuela.

Señaló que un niño víctima de acoso escolar probablemente se deje agredir porque en su hogar también recibe maltratos, ya sea de los padres o de los hermanos, y por eso tiene muy baja autoestima y soporta lo que le hacen. “Generalmente, los agresores provienen de familias disfuncionales en las que impera la violencia”, explicó el experto.
La falta de normas en casa y la excesiva tolerancia de los padres de conductas inadecuadas en el niño y en el adolescente, también contribuyen al origen del bullying.
“El niño que agrede a sus compañeros ha sido agredido antes en casa. La ausencia de los padres, el descontrol y los castigos físicos son parte del ciclo de violencia por la que pasa el escolar y todo este maltrato familiar lo proyecta en las relaciones con sus amigos.
“El agresor siempre busca al más frágil, al enfermizo, al cohibido porque puede ejercer total dominancia sobre él y eso alimenta su ego. Sentirse “respetado” y temido en el colegio lo lleva a creer que por fin es importante”


No hay comentarios:

Publicar un comentario